Wingsuit Flying, un deporte extremo e impresionante

Todos hemos soñado alguna vez con tener la habilidad de volar por los cielos como un ave, y hoy en día, es casi posible en el Wingsuit Flying, una disciplina de paracaidismo y deporte extremo que desafía totalmente los límites de la gravedad.

 Esta modalidad de salto BASE, consiste en dar un salto al vacío, desde un avión o una montaña para descender a velocidades cercanas a 200 km/h con ayuda de un traje especializado que permite planear como si fuera un pájaro.

El traje utilizado para este deporte es conocido como Wingsuit, traje de ardilla o traje de hombre pájaro; es un mono compuesto de dos alas que llegan hasta las piernas, que gracias a un material especial aumentan la suspensión del paracaidista en el aire y permite volar grandes distancias horizontales a una velocidad de descenso más lenta para aumentar el tiempo en caída libre.

Wingsuit

Para esta disciplina se usa el cuerpo para controlar la velocidad, dirección y el levantamiento, lo cual requiere muchos años de práctica y experiencia bastante extensa en paracaidismo para lograr un vuelo eficiente y no terminar estrellados contra el suelo.

Requisitos para el Wingsuit Flying

El primer paso para volar un wingsuit es realizar un curso de RAPS (línea estática) o AFF (caída libre acelerada) para asumir los conocimientos necesarios en menos saltos.

Hay que tener una larga experiencia en saltos ya que este deporte es mucho más extremo, se deben acumular alrededor de 200 saltos para trabajar la capacidad de paracaidismo en diferentes disciplinas, antes de intentar con el wingsuit.

Los complementos básicos necesarios para el salto son, lentes especializados, guantes, casco, altímetro o altímetro audible, paracaídas, una mochila para el paracaídas principal y el de reserva, un GPS y una cámara especial en caso de querer documentar la increíble experiencia.

Algunos sitios ideales para el vuelo

En Sevilla, España, existen club de paracaidismo para comenzar con la practica y disfrutar de hermosos paisajes; siguiendo en Europa, Eslovenia también tiene buenos lugares y seguros para el paracaidismo. Si buscas una experiencia distinta, en Puerto Rico existen magníficos paisajes tropicales.

Entre los mejores lugares para hacer wingsuit desde salto base están, Venezuela; con su imponente Salto Ángel, la cascada más alta del mundo con más de 3.200 pies.

En Noruega, también existen escarpadas ideales como Kjerag. O si deseas un descenso más desafiante, el pico Meru Peak de 6.000m, en la India, es perfecto.

 

You may also like...